La mujer de rojo

Jueves de chiste, que genial un chiste que me agrado muchísimo, espero les alegre el día y recuerden sonreír porque ya casi es fin de semana.

Una noche, un señor elegantemente vestido, detiene un taxi y pide al chofer lo lleve a su residencia.

En la mitad del camino ve a una señora muy bien arreglada entrando a un Night Club de putas.

La mujer le pareció familiar, por lo que pide al taxista que diera la vuelta y se parase en el aparcamiento del local.

Una vez allí, sacó un fajo de billetes y le dijo al taxista:

¡Aquí tienes mil dólares! Te los ganas si sacas a la mujer vestida de rojo que acaba de entrar a ese sitio, pero eso sí: ¡A patada limpia!…. ¡Sin contemplación!, esa desgraciada es mi esposa.

El taxista, que jamás había visto tanto dinero junto, acepta y se mete al Night Club.

A los diez minutos el taxista sale con una mujer arrastrándola por los cabellos, toda golpeada y diciéndole cuanto improperio puedan imaginarse.

El señor echa una ojeada y se da cuenta que la señora está vestida de verde, y sale corriendo a detener al taxista por el error cometido.

– ¡Pare señor, pare! !Esa no es!¡Esa no es!

El taxista jadeando le responde:

– Tranquilo amigo, que esta es la mía. Ahora voy a por la suya!

[PD: Quizá a estas horas ya sean dos y contando…]