Chinito

Unos geólogos son asignados para inspeccionar unas minas en un remoto lugar. Desde su lúgubre barraca
solo se ven mineros y más mineros por todas partes.
Al cabo de 15 días, uno de los geólogos no aguanta más y le pregunta a uno de los vecinos:
– Oye … ¿cómo aguantáis aquí? ¿Dónde conseguís las mujeres?
El sudado minero le contesta:
– ¡¡Mujeres!!Aquí no hay mujeres… Lo único que hay es un chinito…
-¡¡¡Un chinito!!! Que dices, eso no va conmigo.
Pasaron 30 días mas y en vista de la “urgencia”, uno de los geólogos le pregunta al sucio vecino:
– Oye, ¿cómo funciona el asunto del chinito?
– Bueno, ingeniero, eso le sale en unos quinientos Euros.
– ¿¡Quinientos Euros por culearse un hombre!? Eso es una Barbaridad por un chinito.
– Es que ese dinero no es para el chinito, sino para los tipos que lo agarran.