[…ahora entiendo por que has dejado de hablar de las demás chavas, te ha pegado duro…] Estaba agotado, agotado hasta no poder más, por aquella larga agonía. Cuando, por último, me desataron y pude sentarme, noté que perdía el conocimiento. La sentencia, la espantosa sentencia de muerte, fue la última frase claramente acentuada que llegó a […]

Si disfrutaste nuestro artículo, siéntete libre de suscribirte a nuestro feed rss