chiste

El gato en la azotea

Schrödinger se iba de vacaciones y le dejó encargada su casa a su gran amigo Günther, en donde vivían su gato y su tía. —Mira, Günther, te encargo mucho mi casa, mi gato y mi santa tía, eh. Me los cuidas mucho, Günther. —Tú no te preocupes, Schrödinger, disfruta tus vacaciones que yo me hago cargo de todo. —Bueno, lo dejo todo en tus manos, Günther. Sólo mantenme informado de las novedades. Mira, te dejo la dirección donde puedes localizarme, por cualquier cosa que se ofrezca. Me mandas una carta, un telegrama, lo que sea. —Está bien, Franz, está bien,...

Continue reading...

Cigarros

VA UN NIÑO A UNA TIENDA Y PREGUNTA: TIENEN CIGARROS DE COLORES Y EL DUEÑO DICE :NO, NO VENDEMOS.. AL DIA SIGIENTE LLEGA EL MISMO NIÑO Y PREGUNTA TIENEN CIGARROS DE COLORES Y EL DUEÑO DICE :NO, NO VENDEMOS, SE VA EL NIÑO Y EL DUEÑO PINTA UNOS CIGARROS POR SI VIENE MAÑANA, AL DIA SIGUIENTE LLEGA EL NIÑO Y PREGUNTA TIENEN CIGARROS DE COLORES Y EL DUEÑO DICE : SI, DE QE COLOR QIERES Y EL NIÑO DICE: BLANCO

Continue reading...

La experiencia ante todo

Esto era un gallinero en el que vivían muy felices veinticinco gallinas y un gallo, pero como el gallo ya tenía unos cuantos años, el granjero quería cambiarlo por otro más joven. Un día se abrió la puerta del gallinero, y entró un gallo joven y bien plantado. Rápidamente las gallinas se arreglaron el plumaje, y empezaron a contonearse delante del gallo joven. El gallo viejo, arrastrando sus espolones retorcidos, y con alguna que otra calva en su plumaje, se le acercó y le dijo así: – Bienvenido, me alegro de conocerte compañero… supongo que siendo como eres joven y...

Continue reading...

El lorito

Una Señora quería comprar un loro. Va a la tienda de mascotas, y el joven que la atiende, le comenta que sólo tiene un loro, pero que éste había pertenecido a una señora, que tenía un BURDEL, por lo cual su vocabulario, no era del mejor, sino lo contrario, era altamente insolente. A la señora no le importó, y dijo que lo educaría nuevamente. Llega a su casa y destapa la jaula, y el loro comienza: ‘Nueva casa, nueva madame’. La señora suelta una carcajada, y espera ansiosa a que sus hijas lleguen de la escuela. Llegan las chicas y...

Continue reading...